Deportes

¡Único!

¿Qué se puede decir que no se haya dicho? ¿Le quedará alguna forma de hacer un gol que no haya probado ya? Difícil… Hasta de cabeza hizo, y eso que le dicen el Enano. Que también van a seguir habiendo detractores, no hay dudas. Como también que seguirá vigente por los siglos de los siglos la comparación con Diego… Es inevitable. No inventamos el fútbol, pero los argentinos no adueñamos de esa propiedad. Con todos los condimentos que eso trae. Maradona ganó un Mundial (el de México en el 86′), fue sub campeón del mundo en Italia 90′. Él todavía no pudo, tuvo que conformarse con el segundo puesto en Brasil 2014. Pero sí ganó muchos más títulos en su carrera personal. Ah sí, pero Diego jugaba en un humilde equipo como Nápoli y le mojó la oreja a los ricos y famosos del norte de Italia. En cambio, Lio jugó siempre en un grande como el Barcelona. Así es más fácil… Y aparte, el rosarino siempre tuvo una vida prolija, es un ejemplo, no anda desparramando hijos por el mundo… Y Diego no califica en este rubro.

¿Y si nos dedicamos a disfrutarlo? Sí, es cierto que venimos esperando que nos dé una copa, que la agarre en la Selección y que los pase a todos y haga el mejor gol del mundo (si puede, que supere el de Maradona a los ingleses). No podemos suponer que la Pulga no quiere lo mismo que nosotros. El domingo se cumplieron 17 años desde que Messi desembarcó en España. Tenía apenas 13 años… En aquel momento, ni siquiera Jorge, su papá, se imaginaba todo lo que vendría después. Pensar que cruzó el charco porque tenía un problema de crecimiento y acá, ningún club quiso poner los dólares que hacían falta para la vacuna. En fin… siempre es un buen momento para un buen espectáculo de magia… desde la zurda de Lio Messi.

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top