Viral Fest

Una invitación para que dejes volar tu imaginación

El arte crea, hace volar la imaginación, invita a que el otro conozca tu historia o parte de ella, y a través de su expresión, una huella queda asentada hasta el final de los tiempos. El término “arte” se manifiesta de distintas maneras, un dibujo, una pintura, un baile, un canto, una simple demostración, encaja a la perfección para dar lugar a una palabra de cuatro letras, ARTE. Desde hace tiempo, el arte está desvalorizado, por las mismas personas que sostienen que ser artista no es un trabajo digno sino un hobbie, hasta el mismo país, que no garantiza las políticas culturales necesarias para que el arte tenga la trascendencia que merece. Pese a la problemática que la envuelve, el arte perdurará en pequeños espacios, en aquellas almas que quieran seguir llenando sus corazones y el de los otros.

El Cuenco es un claro ejemplo de amor al arte. Este espacio nació con el fin de mostrar la mirada y los proyectos de personas con gran lealtad a esta vocación. Sus inicios se remontan al año 1996, fruto de la dedicación de un grupo de estudiantes y profesores de la UNC que pertenecían a la Licenciatura en Teatro. Ellos anhelaban buscar un espacio para la investigación y elaboración de sus espectáculos. Así fue que el primer Cuenco abrió sus puertas hace 22 años y fue por la calle Libertad.

El teatro en su máxima expresión invita a pensar el mundo real a través de la escena, a desconectarse por un rato y relajarse en el mundo de la imaginación. ¿Hasta dónde puede crear la mente humana? Es algo infinito. Tenemos la capacidad de construir lo que sea. El teatro te lleva a que, a través de la actuación, los gestos y las historias, puedas ver el mundo desde distintos puntos. El Cuenco, es un teatro independiente que se destacada por las obras que ofrece, donde se abordan temáticas diversas, desde el narcotráfico, sexualidad, religión hasta la realidad de diferentes familias. Este espacio es un modelo a seguir, porque pese a las problemáticas que enfrenta, cada día mejora y perfecciona los espectáculos que ofrece, como así también, su nivel arquitectónico.

Según María Belén Pistone, directora, dramaturga y actriz de El Cuenco, las obras que presentan tales como: Papá Barbie, Dulce Mamita, N/Narco, entre otras “buscan reunir, divertir, crear encuentro, también emocionar. Darle a la gente una opción de consumo que involucre a los cuerpos para descansar un poco de tanto medio digital” y agregó, que su punto central es “crear experiencias”. Afirmamos que todavía hay lugares, personas con vocación,  que esperan que el arte transforme nuestras mentes y cuerpo.

Los domingos a las nueve de la noche, El Cuenco propone N/Narco una comedia dramática de Rodrigo Cuesta, que combina música de los 90, enredos, drogas y problemas familiares. El Cuenco convoca a un público de todas las edades. Antes de que empiece la obra elegida, los espectadores pueden disfrutar de un rico trago junto a su acompañante y sentarse en una antesala. Luces tenues, música que acompaña a la perfección y personajes con vestuarios increíbles que interactúan con el público antes de la performance, podrás ver en El Cuenco.

Mira también: Las nuevas formas del arte

N/Narco es una de las obras que más despertó mi atención por el profesionalismo de los actores y porque las temáticas como narcotráfico, sexualidad, pobreza, consumo, se muestran de una forma natural, excluyendo prejuicios y tabúes. La obra se estrenó en el 2013 y hasta hoy, causa furor en la gente. La música de los años 90 hace que bailes y cantes desde tu asiento, los seis personajes en escena desatan la risa de los espectadores por su calidez, naturalidad al actuar, como así también, que se diviertan entre ellos de lo patético en la obra.

La presentación trata de dos medios hermanos Narciso y Nicolás que viven en un departamento y tienen encerrado al novio de su madre, un DJ de los ’90, como tentativa para que ella regrese. Los hermanos mantienen al tipo encerrado en una de las habitaciones y por ser fanático de la música, el Dj invadirá la casa con temas musicales. Nacho, un amigo, llega a sus vidas con el deseo de ver personalmente al tercer integrante del hogar. Este personaje es el que desata la problemática en la ficción, al traer un portafolios repleto de cocaína. En ese instante, surge la duda entre los personajes acerca de “qué hacer con tanta droga”. Luego, aparecen otros actores, como un colombiano que intentará venderla y otros que tendrán un rol secundario. Gran parte de las escenas se ambientan con temas de Madonna, Pet Shop Boys, Erasure, Depeche Mode, Roxette, Michael Jackson, etc.

Esta asociación sin fines de lucro recibió el nombre de El Cuenco. La actriz María Belén Pistone explicó el por qué de esta terminación. “Roberto Videla, profesor que acompaño esta experiencia de fundación y primer desarrollo del espacio, durante sus años de exilio, integraba un grupo que se llamaba así en Italia. Esto inspiro el nombre, cuyo espíritu apela a ser contenedor y protector de la “cocina” de poéticas cordobesas”, fueron sus palabras. En la actualidad, este teatro se convirtió en una de las salas con más afluencia de público en la ciudad por su garantía de buen teatro. El personal que trabaja allí ve al teatro como su oficio, su trabajo, su profesión y su forma de ver el mundo.

Con más de 22 años de trayectoria, este espacio ha recibido incontables premios. “Tanto los actores, directores, gestores, dramaturgos han sido distinguidos por entidades locales, provinciales, nacionales e internacionales”, fueron las palabras de María Belén Pistone.

Mira también: El arte en todas sus formas

El 16 de mayo se llevó a cabo en Rosario, la Fiesta Nacional del Teatro. Allí se realizó el homenaje a personalidades y colectivos teatrales a través de la entrega de premios. Frente a esto, la dramaturga Pistone habló al respecto. “El Instituto Nacional de Teatro (INT) decidió destacar la labor de todo el equipo, tanto en el plano artístico como en el plano de gestión cultural. La razón fundamental es la alta solvencia y la continuidad con la que el equipo de artistas de El Cuenco Teatro ha venido trabajando en estos 22 años”, expresó.

El arte tiene sus frutos siempre que haya dedicación, amor y voluntad. El Cuenco nos dijo: “El arte es un modo de pensar lo imposible. El arte es la puerta grande por donde se sale a jugar. El arte es fundamental para la vida feliz de los pueblos”.

Por Julieta Galdeano para GAMBA.FM

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas vistas

To Top