Viral Fest

Un youtuber alocado

Convertirse en youtuber puede ser una tarea complicada. En ocasiones, la obsesión de sumar suscriptores lleva a los jóvenes a hacer lo que sea. Tanto, que son capaces de arriesgar su vida para conseguir el objetivo. Así fue el caso de un joven británico, quién cometió el reto más peligroso solo para obtener viralidad.

El famoso youtuber, Jay Swingler, maneja el canal TGFbro que cuenta con más de tres millones de suscriptores. En busca de más visitas, el joven de 22 años tuvo una idea loca, metió su cabeza en un microondas luego de que sus amigos lo llenaran con cemento. De hecho, para que el bromista pudiera respirar, le taparon la cabeza  con una bolsa de plástico y un tubo. Al poco tiempo el joven comenzó a tener dificultades por el poco aire que ingresaba al aparato. En ese instante los compañeros intentaron quitarle la caja pero fue imposible, entonces llamaron al servicio de emergencia. Después de unas horas, los héroes liberaron a Swingler sin que sus amigos dejasen de grabar.

Por su parte, los bomberos publicaron lo sucedido en su blog con quejas y molestias. «Cinco de nuestros bomberos han tenido que trabajar durante una hora después de que un bromista atascase su cabeza en un horno microondas lleno de cemento» y agregaron, «podría haberse ahogado o haberse hecho muchísimo daño. Tuvimos que hacer una videollamada para pedir consejo a algunos de nuestros compañeros especializados. Esta llamada podría habernos impedido ayudar a alguien necesitado por sufrir un accidente».

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top