Entrevistas

El fogón de Iván Noble

Tras una nueva nominación al Gardel, Iván Noble presenta vía streaming la segunda parte de “Hogar dulce hogar”, un show acústico en que el músico da rienda suelta a sus diferentes repertorios en un formato íntimo, como una especie de fogón o peña. Este show se hará se hará el próximo sábado 18 de julio a las 22:30 horas y, a diferencia de la primera parte, contará con otras canciones. De cara a este show es que charlamos con el artista.

Hace poco entrevisté a Gillespi por su primer show vía streaming y nos contaba que la cuestión técnica no corría por su cuenta. En tu caso, ¿cómo preparás este segundo show vía steaming y de qué se trata la propuesta?

El show lo estoy preparando similar al primero, un show acústico de piano y guitarra pero, a diferencia del primero, la lista de temas estará cambiada. Una de las cosas que permiten estos shows es versionar canciones que en un formato banda es más difícil.  En mi caso estoy usando este tipo de show para tocar canciones viejas que hacía mucho no tocaba. Será un show con una estructura casi de fogón o de peña que apuesta a la complicidad con la gente y con las canciones de todas las épocas que mejor se adapten al formato acústico.

¿Qué lugar hay para la improvisación y qué lugar hay para los imprevistos en este tipo de shows?

No sé si hay lugar para la improvisación en estos shows, pero sí para los imprevistos, alguien puede pedir un tema y yo tener ganas de tocarlo, o un pedacito de canción. Ya que en este show la lista de temas no es inamovible.

Mucho antes de que Wos fuera un fenómeno de masas y diera a conocer su disco solista vos lo había halagado, ¿qué viste en él particularmente? 

Mi hijo hace unos años, dos o tres, me mostró una canción llamada Púrpura de un pibito llamado Wos que me pareció tenía mucha pasión y de las cosas que él me mostraba en ese momento, este chico destacaba. Me parece que es muy interesante, no es el único, de a poco empiezo a entender que esa generación tiene pibes muy interesantes. Me gusta Duki, Ysy A también. Me parecen pibes con mucho empuje, autogestionados también que crecieron en la calle, que se hicieron en su mayoría con el freestyle, es decir de abajo. No de la misma manera que nos hicimos nosotros hace 30 años atrás, nosotros nos hicimos en bolichitos o pubs y ellos en plazas, y me parece sumamente válido. Es la generación que está empujando y que de a poquito se empieza a desmarcar del formato súper clásco del trap. De a poco incorporan melodías, instrumentos y de a poquitito ideas de su puerto van hacia el género canción y eso me parece que está buenísimo.

Al estar solo frente a una cámara, ¿cuánta referencia hay de la recepción que estás teniendo en el público? ¿Es algo que te interese? ¿Le das bola a los mensajes de la gente?

Eso es lo más difícil de este tipo de shows, uno pierde la referencia fundamental que es el feedback de la gente. En un escenario después de tantos años uno aprende a palpar las emociones del público y acá es mucho más difícil. Uno tiene que imaginarse a la gente en sus casas y el único contacto que tenemos es el chat, al cual yo acudo cada dos o tres canciones. En la primera experiencia la gente fue absolutamente cariñosa y dejaron mensajes muy emocionantes, personas de lugares a donde nunca fui a cantar, lugares muy chicos o alejados. Hubo gente que, donde se puede (zonas blancas), se juntaban en sus casas a mirar el show juntos, mandaban fotos y videos, fueron muy amables. En este nuevo show vamos a intentar durante el mismo, en dos o tres momentos tener interacción vía Zoom con algunas de esas personas, serán elegidas durante el show y charlaremos un ratito, tratando que sean portavoces de todo aquel que esté mirando.

¿Estás trabajando en tu nuevo disco, ¿en qué fase de esta obra estás? ¿Qué búsqueda artística tenés?  

Estoy laburando en el nuevo disco, probablemente en un mes haya un nuevo single. Tengo seis o siete canciones terminadas y seguramente las vayamos sacando de a poco y a fin de año el disco entero. Es un disco de canciones puertas adentro porque son canciones íntimas en general basadas en el piano, con música de Rubén Casco que es mi pianista. Estamos tratando de fusionar el género canción basado en el piano sobre todo y algunas texturas más contemporáneas, algunos audios, loops, viendo si podemos hacer esa mixtura. Seguramente las canciones tengan el estado de ánimo acuarentenado, pero bueno, uno pinta la aldea y la aldea nuestra hoy en día es esta.

Alguna vez participaste en cine con Raúl Perrone e incluso participaste de una tira de Polka, ¿volverías a la actuación?

No volvería a la actuación de manera orgánica. Si alguien que me interesa hace algo puntual como una mini serie, una peli o un capítulo de algo y me invita para una pequeña aparición lo haría pero no como oficio. Lo mío es hacer canciones y eso es a lo que más tiempo quiero dedicarle.

¿Cómo fue la experiencia de tocar en Cosquín Rock por primera vez? 

La experiencia en Cosquín Rock con Los Caballeros fue muy buena, muy emocionante. Nosotros no habíamos tocado nunca, el año en que debutó Cosquín estábamos convocados, íbamos a ser cabeza de cartel con Divididos a principios del 2001 y nos separamos justo unos meses antes. Así que este fue nuestro debut, tarde pero seguro y fue muy lindo hacerlo, había varias generaciones quizás algunos que nos habían visto y otros que nunca tuvieron la posibilidad. El show estuvo muy bien, por supuesto nunca es un show entero sino condensado, pero fue una experiencia absolutamente grata y ojalá se repita.

Por Santiago Ramos

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top