Deportes

Que se rompa la tendencia…

Tiene ventaja. Mínima, pero ventaja al fin. El gol de Nacho Scocco en la ida lo deja a River con toda la expectativa para llegar a la final de la Libertadores, que es como el título más deseado en estas latitudes. Aunque las estadísticas no lo ayuden al Millonario… ¿Cómo? La historia de la Banda dice que, en semifinales de la copa, perdió más de lo que ganó.

Hagamos un poco de historia… Los de Nuñez accedieron nueve veces a esa instancia del torneo, contando la de 1970 donde hubo un cambio reglamentario (antes, se armaban grupos en la segunda fase y los dos mejores, jugaban la final. Ese año se jugaron octavos, cuartos y semis).

Hay que aclarar que en las ediciones 66′ y 67′ había accedido a instancias definitorias, pero con el formato anterior. Pero de esos nueve pasos previos a la final, perdió siete (sus verdugos fueron Estudiantes de La Plata, Barcelona de Ecuador, Atl. Nacional de Ecuador, Vasco da Gama, Palmeiras, Boca y San Pablo).

Eso sí: las dos veces que superó esta instancia, fue campeón. En el 96′, cuando derrotó en semis a Universidad de Chile, para después derrotar en la serie final a América de Cali y levantar la copa por segunda vez en su historia (ya la había ganado en el 86′, pero también con el formato de grupos en la segunda fase).

Y en el 2015, cuando derrotó a Guaraní de Paraguay, y luego dio la vuelta frente a Tigres de México.

River tiene la gran chance esta noche de emparejar un poco los números… Y si pasa a Lanús, sus hinchas pueden soñar con que no hay dos sin tres.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top