Deportes

Se lo tomaron con humor…

Muchas veces pensamos que las malas conductas son sólo nuestras, que únicamente en el fútbol argentino los hinchas son capaces de tirarle cosas a los rivales… Bueno, no es así. Hasta en las sociedades supuestamente más avanzadas ocurren las mismas situaciones. Y si no, alcanza con repasar lo que ocurrió en la MLS (Major League Soccer), la liga de fútbol de los Estados Unidos.

Jugaban Atlanta United, el equipo que dirige el Tata Martino, frente al Toronto F. C. Ganaban los locales 1 a 0, hasta que un error defensivo le permitió a Jozy Altidore anotar el empate. El tema es que el delantero salió a festejar frente a los hinchas de Atlanta y se puso la mano atrás de la oreja derecha. Y desde la tribuna, voló un vaso de cerveza. Pero eso no es lo curioso… Atrás, para unirse al festejo, venía Sebastián Giovinco, jugador italiano del equipo del Tata, quien no tuvo mejor idea que agarrar el souvenir que habían tirado los fans y ¡tomarse un trago!

 

Hay más: El propio Giovinco hizo un golazo de tiro libre, luego de ese trago. Y después, dicen que el alcohol es malo, je…

 

No es la primera vez que un futbolista hace uso de algo que cae de las gradas. Alguna vez, Dani Alves, el lateral brasileño que ahora juega en el PSG, agarro una banana, la peló y se la comió. Y eso que era casi un acto racista en su contra, porque lo estaban tratando de mono.

En Inglaterra, el particular arquero Wayne Shaw, del Sutton United, le entró a una hamburguesa mientras estaba sentado en el banco y en pleno partido frente al Arsenal por la Copa de Inglaterra. Más jugado fue lo de Juan Carlos Olave, cuando todavía defendía el arco de Belgrano. El Pirata jugaba en Avellaneda frente a Racing Club. Cayó medio desarmada, pero el Uno puso pan-carne-pan y le pegó un mordisco.

Clap clap clap… Aplausos, medalla y beso por el sentido del humor.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top