Música

¿Por qué se enojó el Indio Solari?

Hace algunos años Hernán Casciari, por entonces director de la revista Orsai anunció  que el Indio Solari daba su última entrevista. El artista convocó a periodistas de esa revista a Nueva York, dio un reportaje, y en el mismo explicó que a partir de ese entonces no daba más entrevistas, «Ya no necesito la prensa, desde ahora hablarán mis canciones», sentenció. El tiempo pasó y, tras el pedido de su amigo  Mario Pergolini, dijo que iba a hacer una excepción e iba a hablar sólo con él.  Más reciente en el tiempo dio una extensa entrevista filmada en lo que fue el documental «Tsunami, un Océano de Gente»,  también brindó su testimonio a los chicos del programa «La Nota del Siglo», que consistía en lo difícil que es llegar hasta el músico, y por último, aportó su palabra al documental, «Cemento, El Documental», que se estrenará el próximo año.

Así las cosas, fue un año de mucha exposición para el músico. A principios del mismo decidió hacer pública su enfermedad en su concierto de Tandil, mismo lugar en el que dejó penetrar las cámaras en su intimidad con la famosa entrevista de Pergolini. Más tarde, abrió una cuenta oficial de Facebook en la que muestra pequeñas cosas de su vida privada y ahora es tapa del anuario de la  revista Rolling Stone de diciembre, todo un ícono de la cultura rock.  Ni bien se dio a conocer la portada, en la que se muestra una fotografía de Solari con la frase, «cuando yo muero, mueren todos ustedes». El ex Patrico Rey y Sus Redonditos de Ricota se enojó y le envió un correo a Juan Ortelli, director de la revista. «Juan, quisiera saber (aquí la RS llega mañana) en que contexto debo leer los extractos de tapa. De haber dicho eso como ustedes lo publican, comprenderás que me tengo que internar en un psiquiátrico. De confirmarme vos esto te pido me envíes una copia de la grabación. Si no, no lo podré creer».

Una vez publicada la entrevista en la revista el Indio siguió con su enojo y envió otro mail. «Acepto tus disculpas pero al editor deberían abobinarlo un poco. No estaba dirigido ni a las revistas y mucho menos al público. NO fue un afán mío por despedirme de ellos ni mucho menos. Está claro cuándo amplían esas líneas hasta hablar de ‘la resonancia’ que los llevó a pensar que soy el imbécil que dice semejante burrada. Es verdad, hoy al leer la revista está más claro. Pero no lo suficiente como para que el editor no entendiera. Y sí, también los medios que recogieron la noticia hicieron lo suyo, pero quienes pusieron ese extracto en tapa fueron ustedes. Ya el daño está hecho. Muchos de los visitantes se sintieron por horas impotentes y mi nombre adjetivado de muchas maneras petardistas», fustigó.  La vieja historia entre el el título y el contexto terminó por desatar esta pelea. El periodista Marcelo Figueras, quien está escribiendo junto a Solari sus memoria contó los detalles de los correos que decidió enviar el músico.

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas vistas

To Top