Tecnología

Puede fallar y falló

Una de las novedades más importantes que presentaba Apple era el Face ID, el sistema de reconocimiento facial que reemplazó al lector de huellas digitales en el iPhone X. ¿La tasa de efectividad? Altísima: solamente puede fallar una vez en un millón.

Pero el especialista que mostraba las funciones del teléfono, Craig Federighi, no tuvo suerte: apuntó el teléfono a su cara y apareció el pedido de ingresar el password.

Algunos especulan con que no fue una falla del sistema de detección de rostro, sino que el iPhone había sido apagado, y al prenderlo requiere que se ingrese una vez la contraseña antes de poder desbloquearlo con el rostro. Pero sin dudas fue un «fail» que quedará en la memoria de muchos.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top