Música

NTVG desplegó su magia en Córdoba

El cielo completamente celeste, con apenas algunas nubes blancas dispersas por allí y una temperatura sumamente agradable, componen el escenario ideal, el cual será testigo de una noche de rock. Son las 20, recién cae la noche y algunos ansiosos ya se ubican dentro de la ex Vieja Usina. Tal vez dentro de unas horas, esas mismas personas serán quienes se agruparán a otras para ser los protagonistas de un ritual rockero: el pogo.

A medida que ingresan, se van ubicando justo en frente del escenario. Sólo algunos tímidos se atreven a estar dispersos por el campo. Es llamativa la amplia franja etaria que comprende a esta masa de gente. De 15 a 60 años sin escala. Todos dispuestos a entregar lo mejor de sí en esta noche y claro que eso se evidencia en la previa. Once Tiros salió al escenario interpretando el tema A veces y automáticamente las personas comienzan a mover sus cabezas como lo hace Pablo Silvera, el cantante de la banda uruguaya. Pablo se desenvuelve con una facilidad sobre el escenario que apenas termina un tema la gente aplaude calurosamente. El vocalista salta, corre, se arrodilla y su melena ruluda se mantiene intacta.

La banda oriunda de Montevideo, dejó satisfecho al público luego de interpretar conocidos temas como Qué Sería de Mi, Tu Postura, Maldición, entre otros. Finalmente se despidieron agradeciendo a NTVG por haberlos invitado a ser parte de su show en Córdoba. Ni bien bajan del escenario, la gente comienza a agolparse aún más, casi que no entra ni un hilo de aire entre cada persona. Los cuerpos se rozan demasiado. No pasan ni 30 minutos y las luces se apagan completamente. Toda la Plaza de la Música queda a oscuras, algunos atrevidos encienden las cámaras de sus celulares para capturar lo que ocurrirá a continuación. Aunque nadie sabe qué pasará.

Todos estamos expectantes y de repente comienzan a sonar unas alarmas y en el piso del escenario se ven luces rojas y amarillas que dan vueltas como sirenas de ambulancias. Y entonces… NTVG sale a escena, la gente comienza a gritar, silbar, algunos se posicionan en los hombros de sus acompañantes y alzan banderas. De repente, Emiliano no tiene tiempo ni de pasar a la tercera canción que ya se arma el pogo. Todos totalmente eufóricos, ahora se siente el calor aún más.

Prendido Fuego, A las 9, Sin Pena ni Gloria, Llueve Tranquilo, Verte Reir, son algunos de los temas que forman parte del repertorio de la banda uruguaya. En ningún momento la gente cesa con los gritos, silbidos y aplausos. Los vasos pasan de mano en mano para hidratar un poco esas gargantas que están dejando todo en un show completamente festivo.

Ya pasaron casi dos horas de música y un invitado sorprende en el escenario para cantar junto a Emiliano «No sigo más, no tengo resto, soy solo esto, barro nomas…» ¿Quién es? El cuartetero Ulises Bueno, quien se animó a interpretar el conocido tema Ese Maldito Momento.

Pasan los temas y la gente incrementa cada vez más los niveles de adrenalina, pero dicen que lo bueno dura poco y así es como dos horas de No Te Va Gustar se acaban en un abrir y cerrar de ojos. Luego de agradecer en varias ocasiones, Emiliano anuncia que tocan dos temas más y se despiden. La canción elegida para cerrar es No Era Cierto y todos aprovechan los últimos momentos de euforia que quedan antes de que la banda desaparezca del escenario.

Puntajes Gamba: 

Tinchos: 2

Milipilis: 1

Cuarentones/as con style: 8

Pogo: 10

Look: 2

Clima ideal: 10

 

Por Fatima López para Gamba.FM

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas vistas

To Top