Entrevistas

«No somos complacientes ni tampoco egoístas»

Después de una extensa gira por Latinoamérica y antes de una mini gira por Europa La Vela Puerca regresa a La Plaza de la Música para dar un show con todos sus clásicos y oxigenar el repertorio con algunas de las canciones de su último disco: Destilar. Dicho álbum fue presentado el año pasado en el mismo lugar, por eso el cantante Cebolla se encarga de dejar en claro que esta vez la cosa va a ir por lados b y clásicos. Antes de este nuevo show, hablamos con él y nos brindó estos conceptos interesantes sobre esta época tan particular.

En la canción Rojo y Negro ponen la lupa en el maltrato hacia las mujeres, ¿qué cosas ven que están cambiando en estos años? ¿Qué cosas cambiaron en ustedes?

La canción intenta reflejar dentro de su metáfora, sin ser una canción literal, la problemática de los femicidios en el mundo entero. Intenta ponerle una voz desde este lado. Lo que veo que está sucediendo es una revolución que está buena, es necesario que pase… Tal vez está un poco desordenada o hay tantas voces que no logra congeniar una voz única, que es difícil y entendible, entonces todo lo que está pasando está bien, es un aprendizaje. Ya se pondrá en un lugar más armado, con argumentos mejores instrumentados o mejores entendidos por la otra parte de la sociedad que no comprende lo que está sucediendo. En lo personal lo vivo como un aprendizaje, esa es la gran enseñanza que deja todo esto.

La canción Casi Todo tienen un sonido punk, ¿les gusta ese género? ¿qué bandas de ese género les copan?

Casi Todo es un género bastante punk con la particularidad que tiene un arreglo de cuerdas, lo cual la hace bastante diferente al género puro. A nosotros nos gustan un montón de géneros. Hay un montón de géneros que sabemos que no podemos tocar, o porque no dominás el género o no te gusta demasiado como para tocarlo. ¿Bandas de referencia? Desde Los Ramones hasta La Polla Récords, por decir dos: una hispanoparlane y una anglo. En realidad tenemos muchas influencias en lo musical y no sólo en bandas punk y en bandas de rock y en bandas de blues. Hay una gran musicalidad que rodea a La Vela Puerca, que le permite codearse con un montón de géneros e intentarlo hacer con mucho respeto.

Han tocado en diversos festivales. Particularmente, ¿qué diferencias y similitudes hay en el Lollapalooza y el Cosquín Rock?

La diferencia entre un Lollapalooza y un Cosquín Rock sería muy difícil de explicarla con palabras. Nosotros al Cosquín le tenemos un cariño enorme, es uno de los festivales donde más hemos participado y somos una de las bandas que más a estado, así que compararlo con un festival en el que tocamos por primera vez el año pasado en Santiago de Chile, ni siquiera en Buenos Aires, no correspondería de mi parte una comparación. Le tengo un cariño especial al Cosquín por lo que ha significado para el crecimiento de esta banda, entonces sería muy difícil también dar una opinión objetiva. Tienen en común, te podría decir, lo bueno que tienen los festivales: encontrarte con un montón de gente que no te cruzarías nunca, ver bandas, hablar con colegas, escuchar música nueva… eso es lo lindo y a eso lo tienen los dos festivales.  Cosquín es un concepto más para este lado del mundo, con lo cual le tengo un cariño y creo que le pondría de diferencia lo emocional.

Hay un dicho por ahí que dice que si levantas una baldosa en Montevideo te aparece una banda, ¿qué bandas de su ciudad les gustaría que conozcamos?

Nosotros siempre dejamos saltar esa frase, como que levantás una baldosa y hay un guitarrista, hay una banda de rock, hay un compositor. Uruguay siempre ha tenido eso, históricamente, desde los años 70. Es un lugar chico, rarísimo, nunca se sabe porqué salen jugadores de fútbol, salen bandas, salen artistas. Desde hace tiempo venimos recomendando una banda que ha cambiado la visión al rock, que se instaló hace algún tiempo acá en Uruguay que es ET y Lo Problems. Es una banda que está yendo mucho a la Argentina buscando un espacio, un lugar. Sus canciones son muy pasionales. Ernesto Tabarez es un compositor increíble, muy sensible, profundo, oscuro, con mucho lenguaje, con mucho bagaje, bohemio. Tiene como un montón de cosas que están buenísimas y se nuclean en una sola banda.

En la Argentina está ocurriendo un fenómeno con las nuevas camadas que se llama La Nueva Generación, ¿qué está pasando en Uruguay con las nuevas generaciones musicales?

La nueva generación musical acá en Uruguay está súper bien, a full, la veo muy bien. Han reflotado un par de géneros que, en su momento (en los años 80) acá fueron bastante bastardeados, como el rap y el hip hop. Hoy en día, en Uruguay hay una movida increíble de un montón de bandas. Se ha generado un público propio y eso me parece que está buenísimo rescatarlo, más allá de si te gusta el género o no. Era impensado hacer un festival de hip hop y que estuvieran un montón de artistas importantes, como Dos Tres Cinco, como Arquero, por nombrar a algunos que son los que están en el tope. También hay una movida indie bastante buena de la mano de Julen y La Gente Sola y de un montón de bandas más. Para no hacer una ensalada enorme sólo te digo esos. En cuanto a la movida del rock, están sucediendo un montón de cosas, la verdad que siempre Uruguay ha sido una constante en eso, siempre se está tratando de regenerar. En las murgas también, en el folklore también, siempre aparece gente joven. Por otra parte, en el tango hay proyectos nuevos de gente grande que ha cambiado su forma de ver la música y están haciendo proyectos como Astilleros, con Franny Glass y Diego Presa. La verdad es que hay una movida musical muy buena.

Para algunos artistas, como por ejemplo Luis Alberto Spinetta, un show en vivo tiene que tener sólo lo que el artista quiere, incluso si no quiere tocar hits, no lo hace; para otros, un show en vivo debe incluir las preferencias del público. ¿Cómo es en su caso?

Hay artistas que se pueden dar el gusto de tocar lo que quieran. Serían como una especie de músicos gourmet, que la gente va y espera lo que sea… Y hay otros músicos, otras bandas que intentan mediar con su público. Nosotros somos un poco más de esos, no somos complacientes ni tampoco egoístas. Sabemos que hay un montón de canciones que no se pueden ir de un show, hay un montón de hits que la gente va para escuchar y entre esas dos realidades armamos una lista de temas.

El año pasado presentaron oficialmente Destilar en La Plaza de la Música, ¿qué diferencias va a tener este show? ¿Por qué filtro pasaron las canciones luego de las presentaciones en vivo?

La diferencia sustancial que va a tener este show es que ya no va a ser un show de presentación de disco, ya pasó un año y pico de la salida de Destilar, las canciones fueron y vinieron, entraron y salieron del show, y ahora un poco que se termina el ciclo porque le dimos una vuelta enorme al show. Así que vamos a ir a presentar un show nuevo, radicalmente diferente en todos los sentidos.

Antes de grabar este disco se iban a tomar un año sabático pero resultaron siendo ocho meses. ¿A qué se debió la decisión de parar?

La decisión de parar se debió a que se pone mucha energía en este tipo de trabajo, viajando, dejando un montón de cosas de lado de tu vida personal. Entonces siempre es bueno abstraerse un poco de un proyecto artístico para no bastardearlo y para darle energía nueva y encontrar inspiración en un montón de cosas que no tengan que ver con la música. El parate fue el puntapié inicial del disco destilar, las canciones vienen de ahí.

Por Santiago Ramos para GAMBA.FM

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas vistas

To Top