Deportes

¡Le clavó el unfollow!

Hay un montón de historias de compañeros que se pelearon por patear un penal o un tiro libre… Rápido se viene a la memoria aquella entre el colombiano Teo Gutiérrez y Marco Rubén, cuando ambos estaban en Rosario Central. Y ojo que no son propiedad exclusiva del fútbol argentino eh… Han pasado en Inglaterra, y hasta en el fútbol de Estados Unidos, que es de las ligas más nuevitas. Pero la última trajo cola.

La imagen dio la vuelta al mundo. Es que claro, los protagonistas fueron dos pesos pesados. De un lado, Neymar. Del otro, Edison Cavani. Los delanteros del PSG discutieron por un tiro libre. Incluso, intervino Dani Alves: el brasileño agarró la pelota y se la dio a su compatriota.

La jugada terminó con el arquero del Lyon sacándole el remate al ex compañero de Lio Messi. Después, hubo un penal para el puntero de la liga francesa y nadie le sacó el balón al uruguayo, quien lo terminó errando. Nada más se supo del cruce entre los dos delanteros. Hasta que… Lo inesperado.

Una reacción poco común, un acto que seguramente también será comentado en todos lados. Y que seguramente, al que los más jóvenes le prestarán mucha atención… Neymar, el protagonista de uno de los pases más caros de la historia del fútbol mundial (el PSG pagó la cláusula al Barça en 222 millones de euros), dejó de seguir a Cavani… ¡en Twitter e Instagram! Se pudrió todo.

El uruguayo, en cambio, no cambió nada. Incluso, Ney subió una foto del triunfo del finde pasado con Mbappé, el delantero francés, pero sin Cavani en la imagen. El charrúa, en cambio, no lo obvió al carioca en su publicación en las redes. Parece que esto recién empieza, señores… Se venían aguantando, pero los egos pudieron más. Cuidado, porque las próximas medidas del brasileño serían esconderle las medias, ponerle sal al café con leche en el desayuno, y pasar a tocarle el timbre y correr en la casa de Edison…

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top