Entrevistas

La fuerza suave

Pamela Rudy sacudió a la escena cordobesa en 2016 con la aparición de El Reino, una obra naif y poderosa. Como las inquietudes son el motor de su búsqueda, no se quedó ahí sino que empezó a curiosear en otros terrenos. De este proceso es que cuatro años más tardes dio a conocer un disco totalmente diferente, en el cual ahonda en el folk , el rock y el blues. El mismo lleva por nombre Corredora del Desierto y es una de las grandes obras que tiene la música argentina en este 2019. Para conocer la trastienda de este disco, entrevistamos a su autora, quien nos dejó estos brillantes conceptos.

¿Por qué decidiste llamar al disco Corredora del Desierto? ¿Tiene que ver con los sonidos folk, blues, y surf que tiene el disco?
Sí, totalmente. Corredora del Desierto se le llama a esas bolas de yuyo seco que ruedan por los lugares mas desolados y nos parecía que el disco se asociaba bien a ese estilo de clima, a un lugar agreste, seco. Además es un nombre con mucha fuerza, una fuerza muy femenina, una intención de movimiento constante. Hasta suena súper poético. Tiene todo lo que queríamos reflejar, la corredora del desierto es una gran representante.

¿Cómo fue el proceso de gestación de la obra?
Fue un proceso largo porque al principio yo no tenía muy claro qué estilo musical abarcar. Sabía que quería alejarme del pop naif de El Reino, pero el rock y el blues tardaron en aparecer en el mapa. Cuando junto a Tomi Ferrero nos decidimos, todo se dio bastante rápido. Armamos una banda con el género a flor de piel, lo ensayamos dos meses, lo grabamos en vivo en dos días y salió. Humanamente, fue una de las experiencias mas enriquecedoras de mi vida.

¿Luego de ese proceso conectaste con Tomi Ferrero para hacer el laburo de producción?
Con Tomi después de grabar mi primer disco, nos hicimos amigos y lo cierto es que nunca dejamos el contacto. Creo que saqué El Reino en octubre de 2016 y ese mismo verano ya le estaba pasando canciones nuevas o molestándolo para que me dé su opinión. Él tiene el ojo afilado para las canciones y esa es mi tranquilidad, su buen criterio. Su ambición es mostrar una mirada auténtica de la composición, algo simple y sentido.

El disco tiene un sonido muy potente, ¿cómo elegiste a los músicos que te acompañaron para grabarlo?
Cuando decidimos volcarnos al rock y al blues, con Tomi sabíamos que iba a ser un desafío porque ninguno de los dos viene de ese palo. Entones sabíamos que necesitábamos manos expertas en el género porque queríamos que suene genuino. Necesitábamos el aporte, queríamos que suene bien y que no sea una idea a media máquina. Entonces buscamos a Nacho y a Juan de Nautilus y después se sumó el Santi Ludueña de Hijo de la Tormenta. Un verdadero dream team.

¿Por qué decidiste hacerlo en el estudio Sonorámica del Valle de Traslasierra?
Con los chicos tenemos una amistad muy linda y siempre me imaginé compartir con ellos la experiencia de ¨viajar¨ a grabar un disco, salir de la ciudad. Empecé a averiguar dónde podía hacerlo y cuando surgió la posibilidad de hacerlo en Sonorámica, que además nos brindó una calidad de audio y una comodidad absoluta, no lo dudamos. Se dieron todas las condiciones y creo que fue la mejor decisión que pudimos tomar.

¿Cómo te preparás para presentarlo en vivo?
Estoy muy tranquila, los chicos que me acompañan son todo. Lo presentamos el 6 de Septiembre en Belle Epoque junto a Knei que es una banda que todos admiramos mucho y estamos felices de compartir el escenario con ellos. Va a ser un verdadero festejo por todo lo que viene pasando.

Por Santiago Ramos para GAMBA.FM

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas vistas

To Top