Entrevistas

La búsqueda de la excelencia

Uno de los músicos que siempre está en la búsqueda de excelencia es Pedro Aznar. Sus shows en vivo, su afinación precisa, su versatilidad para abordar diferentes géneros, su prolijidad en vivo, su perfecta ejecución instrumental lo convierten en uno de los máximos referentes de la música argentina: desde el rock hasta el folklore pasando por muchísimas vertientes e incluso músicas de Latinoamérica. En esta oportunidad el artista llega hoy a las 21 30 al Espacio Quality de Córdoba para repasar sus clásicos, presentar las canciones que hizo con el cantautor chileno Manolo García y adelantar algunas de las canciones de su próximo disco. Una de las particularidades en la previa a este show fue el reencuentro que tuvo Pedro con sus exs compañeros de Serú Girán (Charly García y David Lebón), a quienes invitó a su living para que escuchen la remasterización de La Grasa de las Capitales a 40 años de su lanzamiento. De todos estos temas hablamos con este gran artista argentino.

+ Gamba: La resonancia de Pedro Aznar

Sabemos que estás con planes de hacer un disco nuevo para el año que viene, ¿en qué fase estás?

Estoy en plena fase de composición, ya tengo casi una mitad del disco terminada, me gusta lo que ha ido saliendo. En cuanto a la estética general del álbum es un disco que continúa lo que vengo haciendo, es un disco que es heredero de mis últimos trabajos: (Ahora y Contraluz), siguiendo esa misma línea, va a tener una combinación de estética eléctrica y una cosa acústica; y también una pluralidad de estilos, una particular fusión que identifica mi estilo.

Venís a Córdoba a presentar tu repertorio, ¿qué particularidad va a tener este show? 

Voy a tocar de todo un poco, haciendo especial énfasis en los discos de estos últimos 10 años de mi etapa solista, van a haber varios clásicos por supuesto, y voy a tocar algunas canciones del disco que hicimos con el cantautor chileno, Manolo García, el disco llamado Abrazo de Hermanos que en Chile hicimos una larga gira de presentación, pero en la Argentina solamente se tocó en el Teatro Coliseo de Buenos Aires una única vez. No fue llevado a los escenarios así que voy a aprovechar esta oportunidad para mostrarles ese trabajo y también voy a tocar algunas canciones nuevas, material que he estado escribiendo en el último tiempo y que va a formar parte de mi próximo disco que va a salir en 2020.

Tenés un bandón integrado por Alejandro Oliva en percusión, Julián Semprini en batería, Coqui Rodriguez en guitarras y Federico Arreseygor en teclados. ¿Qué buscaste en cada uno de estos músicos? A la hora de elegir un músico, ¿qué es lo fundamental para vos?

Para elegir un músico lo primero que busco, parece una obviedad, es que tenga musicalidad. Un entendimiento profundo de la música es alguien que no solamente toca bien su instrumento sino que sepa interpretar emocionalmente esa música, con una mirada profunda. También la versatilidad, porque tiene que ser alguien que toque distintos estilos porque mi música transita por distintos estilos en muchos momentos y, por supuesto, la idoneidad técnica. Todo eso se tiene que dar con personas que sepan trabajar en equipo, que sean trabajadoras, que estudie, que practique, que esté comprometida con su instrumento y con la música en sí.

La música es hija de una tierra y de un momento histórico. En este momento particular las nuevas tecnologías han cambiado las formas de consumo, ¿creés que ésta doxa puede generar algún nuevo sonido? ¿Creés que la música argentina de raíz todavía es un tesoro para que el mundo descubra?

Sí, por supuesto. Yo creo que la música folklórica argentina todavía no ha tenido en el mundo el impacto que merece tener. El tango es tal vez nuestro máximo representante. En el mundo es la música que identifica a Argentina, pero en nuestro folklore hay valores impresionantes y es una música de una riqueza exquisita y eso tiene que ser más valorado en el mundo, creo que todavía falta que se lo reconozca. En cuanto a las nuevas tecnologías sí, por supuesto han cambiado las nuevas maneras de escuchar la música y la manera en que se disfruta. Y creo que, como toda tecnología, tiene cosas a favor y tiene cosas en contra. Tal vez lo que pueda tener en contra es que hay una oferta gigantesca de material para escuchar y muchas veces hay música valiosa que queda perdida en esa catarata de información. En cuanto a lo positivo, la posibilidad de escuchar en cualquier momento y en cualquier lugar; cuando uno está de viaje no tener que andar llevando sus discos, como era antes, sino tener a disposición en los servicios de streaming prácticamente toda la música que uno quiera escuchar y en buena calidad. Es como una especie de perpetua radio on demand, uno puede escuchar lo que uno quiera en cualquier momento y eso es invaluable porque lo ayuda a escuchar música nueva en todo momento si uno lo desea.

¿Qué músicas de los últimos años te gustaron o nos recomendarías prestarle atención?

Esas son cosas muy personales porque tienen que ver con el gusto de cada uno, pero haciendo un foco un poquito más acotado diría que he escuchado muchas cosas de folklore y de tango que me han gustado mucho de músicos nuevos o relativamente nuevos y si tuviera que hacer recomendaciones en ese aspecto diría que lo escuchen en folklore a Nahuel Pennisi, un músico extraordinario y un gran cantante; y en tango con una óptica muy moderna escuchen a Ramiro Gallo, es un músico increíble. De hecho con Ramiro acabamos de hacer un disco de tango, en el cual hemos compuesto 13 tangos originales. Eso va a salir dentro de poquitas semanas y se llama Utopía. así que van a tener la oportunidad de escucharlo a Ramiro junto conmigo.

Hace unos días se dio a conocer la remasterización de La Grasa de las Capitales, trabajo que hiciste en soledad durante los últimos años. ¿Cómo fue el trabajo que hiciste? ¿Qué posibilidad hay de que vuelvan a los escenarios? ¿Qué recuerdos te quedan de aquel Cosquín Rock en el que se juntaron homenajearon a Oscar Moro?

Con Charly (García) y con David (Lebón) somo grandes amigos, más que grandes amigos somos como hermanos. Nos hemos seguido viendo durante todos estos años, nos hemos visto en conciertos, nos hemos invitado a shows, hemos compuesto cosas juntos… ese vínculo no se ha roto jamás. Y el hecho de que yo ahora esté haciendo la remasterización de La Grasa de las Capitales, celebrando los 40 años de su lanzamiento es para mí una gran alegría, un honor poder estar llevando eso a cabo, la música está sonando como nunca antes. Realmente es una puesta en valor muy particular de esa obra que yo sé que para muchísima gente es algo que lleva muy profundo en el corazón, así que lo estoy haciendo con un cuidado absoluto y con un amor infinito. Y creo que esto va a tener un profundo impacto, particularmente creo en las nuevas generaciones que van a descubrir esta música como estaba pensada para que fuera escuchada. Creo que ninguna de las ediciones anteriores le hizo verdadera justicia, ni siquiera el vinilo original que salió en 1979. Creo que esta música se va a escuchar por primera vez como nos hubiera gustado escuchar. Insisto, para mí es un honor hacer este trabajo y llevarlo adelante. Es un trabajo muy meticuloso de restauración a partir de las cintas… no son las cintas originales exactamente porque las cintas máster originales lamentablemente se han perdido. Las cintas a las que tuve acceso son copias de seguridad, pero son copias muy fieles, entonces hice un trabajo de restauración de esas cintas, un trabajo de redigitalización también muy detallado y en altísima resolución y realmente el audio está quedando increíble. Estoy muy contento con el trabajo y creo que va a ser muy apreciado.

+ Gamba: ¿Vuelve Serú Girán?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas vistas

To Top