Deportes

Juan Román habló y no está felí

Como te contábamos hace algunos días, La Confederación Sudamericana de Fútbol definió que la final de la Copa Libertadores entre River Plate y Boca Juniors se jugará en Madrid el próximo 9 de diciembre. El estadio del Real Madrid, Santiago Bernabéu fue el escenario elegido para la disputa.

Ante esta decisión,  uno de los jugadores que dejó una huella en Boca Juniors habló sobre la medida que tomó la CONMEBOL y, como era de esperarse, resonó en todos lados. El 10, Riquelme dijo: «Hay pocas cosas que son nuestras como el asado, el mate, el dulce de leche… el Superclásico es nuestro y nos lo acaban de quitar. No es nada lindo, era nuestra fiesta, en nuestro país, con los dos equipos más grandes, que pusieron al fútbol argentino en lo más alto. Es triste que se juegue afuera»,  y fue lapidario,  «este Boca-River va a ser el amistoso más caro de la historia».

Mirá También: La final se juega en Madrid

Además,  aportó otra reflexión: «Es lo mismo que pensemos en jugar la final de la Champions entre el Barcelona y el Real Madrid en cancha de Boca o River, no tiene nada que ver. Sin dudas es una derrota para el fútbol argentino. No fue nada bueno lo que pasó. Se perdió todo llevándola a Europa. Ojalá gane Boca, pero creo que la final se va a jugar porque uno de los dos tiene que ir al Mundial de Clubes».

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas vistas

To Top