Deportes

Fanáticos, ¡naaaa!

Un tatuaje, las paredes de la casa pintadas con el escudo del club, hacer kilómetros caminando o de rodillas, promesas de las más locas que se puedan imaginar, no hay lluvia, frío o calor que los detenga… Los hinchas hacen cualquier cosa por los colores. Cualquiera… Y parecen siempre ir por más. Alcanza con analizar la última moda tribunera. ¿Cuál? La de ponerle el nombre del club a los hijos. Hablame de límites del fanatismo… Alguna vez se hicieron populares los «Onur» gracias a las novelas. Bueno, ahora ya no debe sorprender encontrar un DNI (de los nuevos, las tarjetas, fotito digital…) un «Lacade», de un hincha de La Academia Racing Club, o un «Newell’s», directamente, CAI por Independiente. Y hay muchos más. En Córdoba, apareció un Daleb… Que traducido, sería «Dale B», de un fana de Belgrano. Acá van algunos ejemplos… Che, jodido para los muchachos de Policial de Catamarca. O a los de Sportivo Pedal de Mendoza, no?

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas vistas

To Top