Música

«Estuve horrible»

Andrés Calamaro inició anoche el segundo tramo de la gira Cargar La Suerte, que en la primera mitad del año lo llevó por España. La cita fue en  Cochabamba, Bolivia y el resultado del show no fue el esperado por el compositor. Ni bien finalizó el concierto se disculpó en las redes por el mal show y pidió perdón a la audiencia.

+ Gamba: Calamaro rinde tributo a los marginales

Vale recordar que el músico llegará al Orfeo Superdomo de la ciudad de Córdoba el próximo sábado 19 de octubre para presentar Cargar la Suerte, su último disco. Abajo las palabras de El Salmón:

«Perdona Cochabamba, estuve horrible. Hace muchos años no ofrecía un concierto tan flojo, no podía respirar. No me levanté con el pie derecho esta mañana.
Me asumo con “lo peor de los buenos artistas”, resumir.
Lo de recién fue una pesadilla, no tengo excusas. La verdadera pesadilla que es “no tener buenas sensaciones en el escenario”. Ni la altuta es excusa, ni los horribles teléfonos en alto, ni el escenario; mía es la responsabilidad. Tampoco va a ser siempre bonito e inspirado como en Sevilla ni eficacia como en Valencia. Caballo viejo y cansado. Dudo que pueda cumplir con mis responsabilidades que no son pocas; estar a la altura de las expectativas así sean escasas o demasiadas. Son muchos años cantando y están todos en los pulmones y en la garganta-
No se fingir un orgasmo. Algo bastante complicado para un hombre.
Merecía un “entierro vikingo” en Pirineos, y descansar con Guille. España fue una muy bonita temporada, pero dudo que pueda remontar la de barriletes que me esperan este año y el próximo. En el escenario soy toro y torero, no tengo excusas ni a quien echar culpas, tampoco basta con la voluntad y la buena disposición.
Llegar con lo justo, esperando la “aparición del duende lorquiano” no es prudente, no es justo ni con mis compañeros ni con el respetable. Esta noche debería ser una advertencia Asumir la voz cantante de un concierto que es mayormente cantado, exige capacidades extraordinarias que no tengo; puedo escribir, puedo grabar, puedo conversar … pero para cantar tanto estoy en mi límite . Esto es “alta competición” (entre comilla porque no competimos sino conmigo y con lo que se espera de mi) y las noches muy buenas tiene que ser todas, son muchas. Perdón Cochabamba, todos se merecen lo mejor de mi». 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas vistas

To Top