Música

Épico show de Los Cadillacs

Tuvieron que pasar 19 canciones y más de una hora de show para que Vicentico saludara al público y diera la bienvenida en «Mal Bicho». «Buenas noches, ¿qué tal? Les voy a pedir que tomemos fuerza, hagamos silencio, apaguemos los celulares. Lo que se viene después de esto es una tormenta», expresó. El show promediaba y la banda ya había demostrado todos sus perfiles en elevado nivel artístico.

Los Fabulosos Cadillacs llegaron a Córdoba para presentar «La Salvación de Solo y Juan» su reciente obra conceptual ante 6000 personas en el Orfeo Superdomo. El ingreso fue ordenado, con públicos de todas las edades buscando su lugar en el estadio. Cerca de las 22 se apagaron las luces, se encendió la pantalla trasera del escenario y, a modo de introducción, sonó un collage del disco nuevo con imágenes que tuvieron al mar como epicentro de la historia de los hermanos Solo y Juan . Luego la banda subió al escenario y lo que siguió fue una caravana infernal de clásicos que empezó con «Mi Novia se Cayo en un Pozo Ciego».

En esta visita, que también se enmarca en el aniversario de los 30 años de su primer disco (Bares y Fondas),  el grupo trajo bocanadas de aire fresco a sus filas con la incorporación de Florián Fernández Capello (hijo de Vicentico) en guitarras , y Astor Cianciarulo (hijo de Flavio) en batería y bajos, quienes a su vez refrescaron el sonido del grupo. Florián comandando con creces el rol de primer guitarrista y Astor acompañando a Ricciardi en la batería (por momentos haciendo combinaciones percutivas que recordaron al gran Toto Rotblat -fallecido percusionista de la agrupación-) y sumándose al bajo. En esos momentos su padre pasaba a la guitarra o transformaba su bajo en un experimento.  Párrafo aparte para el genial Mario Siperman, quien desde las teclas, fue el cerebro que matizó y generó los climas ideales para que la banda se apoye y fluya.

En la lista abundaron sonidos de todo tipo. Momentos festivos («Demasiada Presión», «Santa Carmela», «Carnaval Toda La Vida», «Matador», «Manuel Santillán El León«); rock alterlatino («Las Venas Abiertas de América Latina«);  reggae cancionero («Calaveras y Diablitos»); dub rapero («El Genio del Dub», «Tormenta»); y muchos momentos de experimentación y densidad sonora, sobre todo en el repertorio de su reciente obra con momentos de altísimo vuelo en «No Era Para Vos», «Canción de Solo Para Juan (Los Olvidados)»,  «Profesor Galindez», «El Fantasma» o la mántrica versión de «Mañana en el Abasto», el clásico de Sumo. También hubo instantes de emotividad cancionera en «Saco Azul» y «Siguiendo la Luna».

Todo el show estuvo acompañado por una puesta alucinante, con neones que contornearon el escenario, juegos de luces acordes a cada situación (incluso para apagarse entre tema y tema y lograr el clima adecuado en cada canción) y la pantalla trasera con filmaciones superpuestas repleta de detalles exquisitos. Por si eso fuera poco, hay que sumar el despliegue físico de Vicentico y Flavio, quienes  corrieron y saltaron durante todo el show.

La banda logró meter al público en su mambo, es decir: que se concentre en el repertorio nuevo mediante la contemplación y que en los clásicos prevalezca el fervor total. La gente ovacionó cada intervención. Luego de dos horas finalizaron con «El Satánico Dr Cadillac».  Allí sonó el típico coreo de «Yo No Me Sentaría en Tu Mesa». Esta vez no pudo ser, pero Flavio salió e hizo con su bajo el Himno Nacional Argentino. Luego saludó al público y confirmó la presencia del grupo en Cosquín Rock. Los Cadillacs siguen reformulando al rock desde su particular y distintiva visión. La vara es altísima.

PUNTAJES GAMBA

  • Pogo: 6
  • Cuelgue: 8
  • Sonido: 9
  • Banda:9
  • Agite: 9
  • Look rockero del público:3
  • Olor a perfume: 6
  • Otros olores:3
  • Desubiación: Vasos de birra que volaron en el campo.
  • «El Momento»: Vicentico arrodillado en el suelo mientras cantaba»Mañana en el Abasto»                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                          Por Santiago Ramos para GAMBA.FM  Fotografía: Manu Zarazaga (En Vivo Producciones). 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top