Música

El chico de la tapa

Hace 25 años el mundo quedaba perplejo ante un hecho puntual: la salida del disco Nevermind de Nirvana. Ningún otro disco tuvo un impacto similar en los últimos 25 años. Aquel fue uno de los últimos grandes cambios que vivió la Cultura Rock mundial en una época en que Inglaterra se dividía entre dos nuevas escenas: la de Manchester (The Stone Roses, Primal Scream, Happy Mondays, etc.) y la de Bristol (Massive Attack,Portishead, etc) y en Estados Unidos nacía el grunge de Seatle, que de la mano de Nirvana y escoltado por Pearl Jam, Soundgarden, Alice in Chains o Pixies pretendían arrebatarle el sueño a los Guns’N Roses, y si bien los Guns fueron los más populares, nadie impactó en el mundo como Nirvana con ese disco y hoy es siempre tenido en cuenta en todas las listas que se hacen sobre los mejores discos de la historia.

Los primero acordes de «Smells like teen spirit» y el arte de tapa ya avisaban de que se trataba de algo fuerte y contundente. La rareza de ver a un bebé nadando tras un billete, uan caricatura prefecta de desesperanza y de saber que la guerra estaba perdida de antemano fue la bandera de terminaron tomando muchos jóvenes en diferentes partes del mundo para resistir los embates de fines de siglo XX. Muy bien, el tiempo pasó y… ¿qué fue de la vida del bebé de la tapa?  Su nombre es Spencer Elden y hace 4 meses que ya cumplió 25 años. Tenía apenas 4 meses cuando fue modelo de la tapa de Nevermind y su imagen se tornó icónica. El tiempo pasó y Spencer, en el  mismo hotel en el posó por la tapa de Nirvana (Rose Bowl Aquatics Center de California)  y con el mismo fotógrafo que lo fotografió hace 25 años: John Chapple, se juntó para recrear la imagen icónica. Esta vez se tapa las partes íntimas con una malla. Todo un símbolo de época.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top