Cine-Series-TV

El Ángel, encariñarse con un ladrón histórico

el ángel

Carlos Robledo Puch fue condenado a cadena perpetua en 1980 con tan solo 20 años. Al joven se lo conoce como el Ángel de la Muerte y es el máximo asesino de la historia argentina por matar a once personas, secuestrar a dos y violar a otras dos a lo largo de sus más de 15 robos. Su historial comenzó en mayo de 1971 y fue atrapado en febrero de 1972.

Menos de 365 días bastaron para que Carlitos sea un personaje del crimen en Argentina y menos de 2 horas de El Ángel para que su vida te atrape y fascine.

El film, dirigido por Luis Ortega, fue el único largometraje iberoamericano que compitió en la sección Un Certain Regard (Una cierta mirada) del Festival de Cannes, donde realizó su presentación mundial.

El reparto de la película incluye a Lorenzo Ferro (Carlitos), el «Chino» Darín (Ramón, amigo y cómplice de Puch), Mercedes Morán (Madre de Ramón), Daniel Fanego (Padre de Ramón), Luis Gnecco (Padre de Carlitos), Cecilia Roth (Madre de Carlitos) y Peter Lanzani (Cómplice de Carlitos). Además, cuenta con la producción de nombres tales como Axel Kuschevatzky, los hermanos Pedro y Agustín Almodóvar y Sebastián Ortega.

Mención especial merece Lorenzo Ferro, hijo del actor Rafael Ferro, quien interpreta a Puch en la película. Tiene 19 años, nunca antes había actuado y fue elegido en un casting donde participaron cerca de mil jóvenes que acudieron a la convocatoria realizada a través de redes sociales. Lorenzo se come el papel y el espectador reconoce a Carlitos en él, su parecido físico y su actuación majestuosa son la combinación perfecta. Un rol que podría generar temor, odio e incomprensión logra empatizar con el público e incluso hasta entender su locura.

Enterate de todos los eventos en Agenda Gamba

Cada uno de los roles tiene un por qué, una enseñanza casi filosófica y una actuación inigualable. Padres tan compasivos y terrenales, como criminales y atrevidos. Jóvenes ladrones, asesinos y dispuestos a lograr su fin sin importar los medios. Policías violentos y autoritarios, hasta se sugiere una crítica a lo que sería, unos años después, la última dictadura cívico-militar.

Lali Espósito y Leo Sbaraglia nominados en Europa 

La escenografía, el vestuario y el maquillaje concuerdan con la época, los años 70s se reflejan hasta en los autos que circulan por el vecindario. La iluminación, los primeros planos y las transiciones son dignas de una película hollywoodense. La música responde perfectamente a cada escena, genera suspenso, adrenalina y compasión.

¿Será la próxima película argentina nominada a los Oscars?

Por Valentina Castellanos para GAMBA.FM

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas vistas

To Top