Cine-Series-TV

Cosas que no sabías de los Premios Óscar

Óscar

Este fin de semana el Dolby Theatre de Los Ángeles tendrá la gala de los esperados Premios Óscar. Los galardones más importantes de la industria del cine acumulan miles de anécdotas desde que se celebraran por primera vez en 1929.

Estas son algunas curiosidades sobre la gala más famosa del séptimo arte y sus protagonistas:

Primeros años
Los Premios de la Academia tienen su origen el 16 de mayo del año 1929. En aquél momento, con la industria del cine en sus comienzos, se decidió premiar «la excelencia en logros cinematográficos».

La primera gala fue un almuerzo privado en el hotel Hollywood Roosevelt, donde se entregaron 15 premios por trabajos estrenados entre 1927 y 1928. Los nominados de aquél evento conocían que iban a ser premiados ya que se había anunciado con antelación. Al año siguiente se dieron los nombres justo en el momento en el que daba comienzo la gala.

Esta tradición terminó cuando L.A. Times publicó los nombres antes de tiempo en el año 1940. Entonces se decidió implementar el sistema de sobres cerrados que se ha utilizado desde 1941 hasta hoy.

El suizo Emil Jannings fue el primer actor en recibir un Óscar. Como hasta la cuarta gala se premiaba por el trabajo realizado en los dos últimos años, Jannings se llevó el galardón por su actuación en dos filmes: «The Last Command» y «The Way of All Flesh».

No hubo Óscar a mejor película extranjera hasta 1957, únicamente se entregaba un premio en una gala separada de la principal, a la mejor producción extranjera.

Charles Chaplin se llevó dos Óscar honoríficos durante la primera ceremonia, por su interpretación, dirección, guión y producción de «El Circo». Cinco minutos duró una de las ovaciones más largas de la historia de los Óscar y fue la que recibió él, tras 20 años de exilio, cuando recogió el Óscar honorífico en 1972.

Los premios Óscar entregados durante la Segunda Guerra Mundial, entre 1942 y 1945, se hicieron con yeso y a los ganadores se les entregó unos premios auténticos al fin de la misma. Cada estatuilla es única y es una gran «serie limitada» de la que ya se han fabricado más de 3.000 unidades desde el año 1929.

Solo se ha modificado su diseño en dos ocasiones. en 1939, cuando la Academia otorgó el Óscar honorífico a Walt Disney por «Blancanieves y los Siete Enanitos». Al Óscar original lo acompañaban siete pequeñas estatuillas en miniatura. Y en 1938, Edgar Bergen recibió un premio hecho en madera y con una boca articulada como homenaje a su muñeco «Charlie McCarthy».

Ausentes
George C. Scott, galardonado con el premio a mejor actor en 1970 por «Patton», no acudió a la gala al considerar que estos premios eran una lucha de egos: “Los actores no deberíamos vernos forzados a hacer campaña en favor propio y en contra de otros. Además, la ceremonias son un desfile de carne de dos horas de duración, y todo por motivos económicos”.

Dos años después, Marlon Brando tampoco fue a buscar su premio cuando ganó su segunda estatuilla por su papel de Don Vito Corleone en «El Padrino». Sacheen Littlefeather vestida de india acudió a por el Oscar y aprovechaba para leer un comunicado criticando el trato recibido por los nativos americanos en la industria

Woody Allen alegó haber olvidado que se celebraba la gala cuando tenía que buscar su premio como mejor director por «Annie Hall» en 1977. El cineasta no participó en la ceremonia hasta el año 2002, momento en el que la Academia rindió homenaje a la ciudad de Nueva York tras los atentados del 11-S.

La actriz Katherine Hepburn 12 veces candidata y ganadora en tres, nunca acudió a las galas a recoger sus galardones. Únicamente recogió su premio honorífico en 1973. Donó todos los premios al Empire State Building de Nueva York.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top