Viral Fest

Cuando la mentira es la verdad

Un joven galés llamado Gareth Kelly tuvo una extensa jornada en la que ayudó a su hermana a acomodar los muebles y, al finalizar, le dijo a su novia, llamada Hannah que se iba a tomar una cervecita pero terminó en Ibiza junto a sus amigos. Recién a la medianoche decidió comentarle a su novia que se las tomaba, cuando ya estaba en el aeropuerto. Claro está que no le gustó mucho,  “al principio no lo creí. Nos comunicamos a través de una videollamada para ver con quién estaba y dónde estaba. Se estaba riendo de mí en la parte trasera de un taxi mientras me contaba que se estaba por ir a Ibiza”, dijo la chica.

“Pensé que me estaba haciendo una broma y que solo estaba haciendo el payaso, como siempre. Normalmente sale a tomar unas cervezas los fines de semana, pero nunca termina volando a Ibiza”, destacó Hannah mientras que Gareth partía rumbo a  a Ibiza a las 6,30 de la mañana del lunes. A su vez tuvo que avisar a su jefe que no iría a trabajar.  “Es la única persona que se puede salir con la suya, especialmente cuando se trata de faltar al trabajo por cinco días. Lo único que hizo fue mandarle un mensaje de texto a su jefe para decirle que iba a estar en el exterior y al parecer a ellos -sus jefes- nos les importó. A veces hace cosas locas, es un lunático. No necesita de mucho convencimiento para hacer todo tipo de cosas, simplemente se deja llevar por lo que la gente le sugiere”, remató la novia.

 

 

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas vistas

To Top