Música

Cosquín Rock tempranero

La primera fecha de la edición número 18 del Cosquín Rock se caracterizó por ofrecer platos fuertes desde horarios muy tempraneros y traccionó muy bien en el público. Se pudo observar mucho tránsito desde muy temprano en las diferentes rutas que conducen a Santa María de Punilla para llegar a tiempo a ver a sus artistas preferidos. De hecho a las 18, con las sierras como escenografía, Las Pelotas estuvieron sobre el escenario principal para desenfundar muchos clásicos cara b de diferentes discos.

Antes pasaron Nagual y Sueño de Pescado para dejar en claro que son la nueva camada del rock barrial. En otros escenarios el Cosquín se llenó de música stoner, pop y reggae. A su vez, el público disfrutó de la Casita del Blues, del impresionante despliegue que hizo el Córdoba X (exhibiciones de todo tipo de deportes y extremos y un escenario de música cordobesa emergente).

Hay Tormenta en Júpiter con @laspelotaspage sonando en el @cosquinrock ✨ #GambaEnCosquinRock #CR18

Una publicación compartida de Gamba Online (@gambaonline) el

Ya con el anochecer encima, el productor José Palazzo nos comentó que había funcionado muy bien la idea de incluir números fuertes desde temprano y confirmó que 30 mil personas estaban en el predio. Fue después del show de Ciro y Los Persas, quien basó su lista en canciones de su etapa solista con pocos clásicos de Los Piojos. La gente no lo dejó ir del escenario y tocó casi dos horas. Fue entonces que le cedió el paso a los legendarios Creedence Clearwater Revisited, quienes subieron  a las para desempolvar la historia viva del rock and roll, mientras el público disfrutó del espectáculo desde la contemplación.

Vos para mí, @ciroylospersasoficial y yo para vosssss ? #GambaEnCosquinRock #CR18

Una publicación compartida de Gamba Online (@gambaonline) el

El predio de más de un kilómetro de largo tiene en sus dos puntas dos escenarios: el temático y el principal. Mientras Creedence ofrecía ese espectáculo, en la otra punta Los Cafres hicieron de las suyas después de una  perfecta intervención de Dancing Mood. Al medio los Airbag fueron bien recibidos por el público rockero y demostraron por qué siguen camino a la consagración, mientras que Massacre removió nostalgias de la década del 90 pero también sus hits de los últimos años.

Ya para el final quedó el poderoso show de Skay que, como siempre, se focalizó en su obra solista y le dio el gusto a los fans ricoteros con Jijiji. Esto, mientras Los Pericos recorrieron sus 3 mil vivos en el de reggae con toda la audiencia copada cantando cada tema. La mesa quedó así servida para que por un lado Pez despliegue su poderío rockero, por el otro Don Carlos con su reggae -dub jamaiquino y Las Pastillas del Abuelo tiren sus canciones bohemias a modo de cierre del principal. Cierre que fue abrupto debido a la intensa lluvia que se apoderó de los últimos 20 minutos del show.

Es que sin lluvia no hay Cosquín y así fue. La gente se retiró del predio muy tranquilo y la salida fue muy organizada. No hubo fallas sonoras ni tanta superposición de shows. El festival sigue creciendo y dando muestras de mejoras año a año. Hoy se vivirá la segunda jornada, la del cierre con frío y lluvia. Un nuevo aliciente para disfrutar del rock en las sierras.

Por Santiago Ramos para GAMBA.FM

 

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas vistas

To Top