Música

El Cosquín Rock 2018 se bancó el frío

Como no podía ser de otra manera, la lluvia y el se hizo presente en la segunda fecha del Cosquín Rock 2018 para dejar un clima muy fresco (uno de las ediciones más frías de la historia). Eso no detuvo a las 40 mil personas que se llegaron anoche al predio de Santa María de Punilla para vivir una jornada larguísima con artistas para todos los gustos.

Así el rock and roll tuvo sus santísima trinidad en Los Gardelitos, Guasones y Los Ratones Paranoicos; el cupo internacional en Residente y The Offspring; la música emergente en El Mató a Un Policía Motorizado y Los Espíritus; la canción popular en La Vela Puerca y Estelares; el indie en el escenario Quilmes Garage; el rock de Córdoba en el Córdoba Rockea; la diversidad en el escenario Geiser; y el heavy metal en el temático.

Los puntos altos de la noche estuvieron en Residente, quien salió en un plan súper rockero a ofrecer un mechado entre su etapa solista y los clásicos de Calle 13 con un público que no paró de salta durante todo el show. Ante, en horas de la tarde, El Mató hizo su debut en el festival y no les quedó grande para nada, sus canciones sonaron con mucha potencia y claridad en el Principal. Acto seguido Los Espíritus hicieron lo propio y dejaron colmaron las expectativas de sus fans. Tras bambalinas, el exbajista de Los Piojos, Micky, nos contó de su simpatía por el grupo.

@offspring le mete punk rock a la noche del @cosquinrock ? #GambaEnCosquinRock #CR18

Una publicación compartida de Gamba Online (@gambaonline) el

El festival también marcó el debut de Vanthra, el nuevo proyecto de Fernando Ruiz Díaz y Piti Fernández en plan solista, quien presentó Conmigo Mismo con gran aceptación del público. Otra particularidad de esta edición es que no se produjeron tantos cruces entre artistas, como suele ocurrir cada año. Más bien cada uno se enfocó en su propio repertorio, salvo La Vela Puerca que hizo una versión de Mula Plateada, de Sumo o el propio Piti con su clásico popurrì de rock argentino setentista.

Se armó el pogo con el “Rock del pedazo” ?????? @losratonesparanoicos #GambaEnCosquinRock #CR18

Una publicación compartida de Gamba Online (@gambaonline) el

The Offspring fue otro de los puntos altos de la noche y lo demostró con un repaso muy intenso por toda su carrera. El público observó el show sin demasiada arenga. Es que ya habían pasado casi nueve horas de festival. Antes, Los Ratones Paranoicos pusieron su rock clásico al servicio de la calidad con vientos y coros incluídos sentenciaron una muestra de calidad total.

 

? @guasones_oficial rockeando fuerte el Aeródromo #GambaEnCosquinRock #CR18

Una publicación compartida de Gamba Online (@gambaonline) el

A su vez en el temático heavy Viticus mostró su hard rock clásico, Carajo su power-metal, Horcas su solidez y Malón fue la frutilla del postre con su esperado tributo a Hermética. Por esas horas el frío se había apoderado de todo el recinto y conspiró contra la venta de cervezas, ¿quién no hubiera matado por un café?

Las nuevas generaciones coparon la parada en el Quilmes Garage. Allí Lo’ Pibitos, Usted Señálemelo, Barco, Louta e Indios mostraron el nuevo rumbo del rock argentino. Párrafo aparte para Perras On The Beach, quienes fueron las figuras insoslayables de ese escenario con el público prendido fuego cantando y pogueando en cada una de las canciones. Su frontman, Simón Poxyrán demostró su tremendo carisma, este vez con un vestidito ajustado y los labios pintados. La banda ya pide pista en el principal para un próximo año.

??⚡ @offspring ?⚡? #GambaEnCosquinRock #CR18

Una publicación compartida de Gamba Online (@gambaonline) el

Ya con el cansancio de dos días de mucho rock, llegó el turno de Guasones en el principal. Estos calentaron la noche con una catarata de hits en clave canción popular rockera. Así quedó el paso listo para Los Gardelitos quienes tuvieron una noche consagratoria con un comienzo a todo trapo que incluyo orquesta de cuerdas, mensajes sociales muy comprometidos, canciones de alta factura y mucho aguante por parte de su público. Hora antes de que suban a escena se lo pudo ver a Eli comprometiéndose con diferente organizaciones sociales y charlando con Santiago Motorizado de El Mató.

De esta manera, con 70 mil personas en total, cerró la edición número 18 del Cosquín Rock. Este año estuvo más aceitada que nunca, con perfecta sincronización entre los escenarios, sin inconvenientes sonoros, con puestos hidratantes y el acierto de haber condensado todo en dos noches poniendo a artistas populares en horarios centrales, lo que permitió que el público ingrese temprano y egrese de manera escalonada. Solamente hubo una edición del festival en que fueron solamente dos noches y justamente fue la primera. Sí, el final es en donde partí.

Por Santiago Ramos para GAMBA.FM

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas vistas

To Top