Entrevistas

Así fue el regreso de Callejeros desde adentro

El 21 de septiembre de 2006, tras intentos fallidos en Tucumán y San Luis, Callejeros volvió oficialmente a los escenarios tras la tragedia de Cromagnón. El lugar elegido para el concierto fue el estadio Chateau Carreras de la ciudad de Córdoba con un horario muy particular: 17:00 hs, con la custodia 1600 policías y un doble cacheo en las puertas del estadio por cuestiones de seguridad.  21 mil personas se llegaron al lugar para vivir el histórico show del grupo que empezó con Señales y terminó con Imposible. El próximo sábado se cumplirán 13 años de aquel emblemático recital y, para conmemorar la fecha, tres exintegrantes de la banda  (Juancho Carbone, Maxi Djerfy y Elio Delgado) tocarán con su nuevo grupo: Nuestra Raza la lista de canciones que hicieron aquella tarde en el Estadio Córdoba y en el mismo orden. La cita será el próximo sábado 21 de septiembre a las a las 22 en el 990 Arte Club.  Hablamos con los integrantes del grupo para recordar aquel momento histórico y conocer de qué se trata este proyecto.

En perspectiva, ¿qué significó ese concierto?

Ese concierto significó el apoyo de la gente porque no nos dejaron tocar en San Luis y ahí nos fuimos para Córdoba. José Palazzo hizo las tratativas para poder aparecer en el programa de Mario Pereyra, medio que no quería que aparezcamos. Al final aceptó, nos recibió, nos hizo la nota y a partir de esa nota de 10 minutos cayeron como 100 mensajes, todos de apoyo a la banda, que teníamos que volver a tocar y entre esos 100 mensajes apareció uno de Luis Juez, que en ese entonces era el intendente, diciendo que él quería que toquemos y también llamó el gobernador (José Manuel de La Sota) diciendo que él también se iba a hacer cargo que toquemos. Entre ellos siempre hubo distancia y se tuvieron que poner de acuerdo para hacer el recital de Callejeros ahí en el Chateau. Ese concierto fue el que nos hizo ver que la gente estaba con nosotros, la opinión pública y real, no la que te muestran los medios con tendencia, sino la del pueblo: sabían que éramos inocentes y querían que toquemos y escuchar nuestra música. Así que eso fue lo que nos hizo abrir los ojos y continuar. Fue un recital decisivo.

¿Cómo recuerdan los ensayos previos a aquel histórico regreso en Chateau Carreras?

Al no poder tocar, ni presentarnos en vivo porque había una especie de censura, cada tanto hacíamos un recital sorpresa, hicimos dos: uno en Buenos Aires y otro en Córdoba. Y al no podernos presentar, nosotros nos juntábamos siempre en la sala de ensayo y pasábamos casi todo el día ahí, desde la mañana hasta la noche. Comíamos, grabábamos algo, ensayábamos algo, sacábamos temas nuevos y así eran prácticamente los ensayos previos. Es una banda que estaba ensayada porque no se ensayó específicamente para ese recital sino que ya venía ensayada, así que solamente tuvimos que hacer una lista de temas, subir y tocarla.

¿Creen que el rock and roll que muchos llamaron rollinga o barrial tiene mucha esencia del origen del punk?

No creo que sea así. El rock barrial se empezó a llamar así porque empezaron a salir banda de los barrios y por eso se empezó a llamar rock barrial. Pero cada género tiene su esencia, no creo que sea la esencia el origen del punk.

¿Qué repertorio preparan para presentar el próximo 21 de septiembre en 990 Arte Club?

El repertorio que estamos preparando para 990 es tratar de respetar la lista que hicimos en el Chateau Carreras en lo que fue la vuelta de Callejeros cambiando algunos temas por  algunos nuevos de Nuestra Raza.

¿Cuánto de Callejeros hay en Nuestra Raza?

Bastante. La idea es continuar el último disco que se llama Disco Escultura, es el disco más maduro de Callejeros. Somos Juancho Carbone, Maxi Djerfy y Elio Delgado, que somos la esencia y un porcentaje bastante alto de la sonoridad de Callejeros. Hay mucho en la composición también.

Por Santiago Ramos para GAMBA.FM

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas vistas

To Top