Famosos

Así es fácil colarse

Katy Perry está inmersa en su gira, llamada Witness que la lleva por diferentes lugares de Estados Unidos. En ese marco, el pasado fin de semana la cantante se presentó en St. Louis y durante su estadía en esa ciudad ocurrió algo insólito. Katy se mandó de colada en un casamiento y terminó cantando con los novios.

Vale aclarar que no fue la típica colada en la que uno pasa por la puerta a escondidas del guardia. En este caso, la artista se presentó en la recepción del Four Seasons (lugar donde se hace la fiesta) sin invitación, la dejaron entrar y allí sorprendió a la pareja conformada por Hayley Rosenblum y Blonie Dudney. Más tarde fue el centro de atención con sus pasos de baile. En total la visita duró 15 minutos, echó una bomba de humo y se fue.

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top