Viral Fest

A lavar, a lavar…

En Reino Unido realizaron varios estudios que demostraron que existe un lapso de tiempo ideal para cambiar las sábanas, las toallas, los repasadores, los pijamas y hasta los cepillos de dientes y la ropa interior. Las sábanas deberían ser cambiadas una vez por semana para evitar la acumulación de bacterias, y la aparición de ácaros ya que su presencia puede provocar alergias.

Algo similar pasa con las almohadas y los acolchados, que deben ser lavadas al menos dos veces al año y necesitan ser reemplazadas por unas nuevas cada cinco, aunque si contienen plumas hay que hacerlos limpiar en seco. Las toallas se deben reemplazar después de sólo tres usos porque al estar colgadas en un lugar húmedo, como es el baño, es probable que queden muchas bacterias que pueden causar infecciones.

Los pijamas deben ser cambiados todas las semanas, y lavados con jabón antibacterial para eliminar las bacterias que pasan de la piel a la tela con tanta facilidad. Además es recomendable comprar prendas nuevas para la cama cada dos años.

Los cepillos de dientes duran sólo tres meses en su mejor estado, pero se mantienen mejor si cada 30 días se sumergen cinco minutos en agua hirviendo o se meten en el lavaplatos. Además conviene ponerlos a secar al aire, pero lo más lejos posible del inodoro para mantener las bacterias lejos. Lo ideal es que los repasadores sean cambiados cada día, y que cuando sean lavados no se mezclen con las toallas del baño, mientras que las esponjas deben quedar lo más escurridas posibles.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top